Tras realizar sus estudios en el Escuela de Aiala de Zarautz, continuó su formación en el Restaurante Karlos Argiñano. En el 2013, se incorporó al equipo de Bailara Restaurant y ahora lleva las riendas de la cocina del Bailara.